MANDARINAS CLEMENTINAS - Citrus reticulata

ARRUFATINA

Se originó por mutación espontánea de Clementina de Nules detectada en 1968 en Villarreal (Castellón de la Plana).

El árbol tiene buen vigor y desarrollo, presentando cierta espinosidad que puede desaparecer con el tiempo.

El fruto es de buen tamaño y posee un adecuado contenido en zumo de aceptables características organolépticas. Sin semillas.

Es una variedad precoz, la madurez interna del fruto lleva un adelanto medio de unas tres semanas respecto a la clementina de Nules.

Es productiva y debe cultivarse en zonas precoces. La recolección conviene efectuarla cuando el fruto se encuentre en condiciones de desverdizar, puesto que si permanece más tiempo en el árbol tarda bastante en alcanzar la coloración externa definitiva y presenta cierta tendencia al bufado.

CLEMENULES

También se le conoce con los nombres de Clemenules, Nulesina, Clementina Reina y Clementina Victoria. Se originó por mutación espontánea de clementina Fina detectada en 1953 en Nules (Castellón de la Plana).

El árbol tiene buen vigor y desarrollo.

El fruto es de buen tamaño y posee un adecuado contenido en zumo de alta calidad. Sin semillas.

La recolección puede iniciarse pocos días después de la clementina Fina, presentando sus frutos cierta tendencia al bufado.

Es productiva y su cultivo puede efectuarse en la práctica totalidad de nuestras áreas productoras, aunque está especialmente indicado en las de media y tardía recolección.

CLEMENPONS

Mutación de la Clemenule y de maduración más adelantada.

Similares características a la variedad dClemenules, pero de fruto más pequeño.

CLEMENTARD

Su origen es desconocido, aunque probablemente procede de una mutación espontánea de clementina Fina.

Es una variedad muy parecida a la Clementina Hernandina de la que se diferencia fundamentalmente en que la coloración del fruto es menos intensa y se alcanza unos días después.

Las características de producción y recomendaciones de cultivo son análogas a las de Clementina Hernandina.

ESBAL

Se originó por mutación espontánea de Clementina Fina detectada en 1966 en Sagunto (Valencia).

El árbol tiene buen vigor y tamaño grande.

El fruto, aunque ligeramente mayor que el de Clementina Fina, es algo pequeño. La pulpa tiene unas excelentes características organolépticasl.

Es una variedad precoz, pudiendo recolectarse unos días antes que la Clementina Fina. No conviene demorar la recolección mucho después de que los frutos hayan alcanzado la total madurez externa, ya que son sensibles a los daños producidos por la lluvia y el rocío.

Es productiva. Debe cultivarse en zonas precoces y que favorezcan el aumento del tamaño del fruto.

CLEMENTINA FINA

También se le conoce con los nombres de Clementina sin hueso y Clementina del terreno. Probablemente es de origen híbrido.

El árbol tiene buen vigor y tamaño grande.

El fruto es pequeño, con un diámetro medio que apenas llega a 50 mm. La pulpa tiene unas extraordinarias características organolépticas debido al buen contenido en zumo y a la excelente compensación de azúcares, ácidos y compuestos aromáticos. Sin semillas.

Es una variedad precoz, sus frutos se recolectan a partir de noviembre y pueden permanecer durante cierto tiempo en el árbol en buenas condiciones comerciales.

Es productiva, pero el pequeño tamaño del fruto hace desaconsejable su cultivo; no obstante, debido a sus extraordinarias condiciones organolépticas, puede estar indicado en aquellas zonas cuyas características de suelo y clima favorezcan el aumento de su tamaño.

HERNANDINA

Se originó por mutación espontánea de clementina Fina detectada en 1966 en Picassent (Valencia).

El árbol tiene buen vigor y desarrollo.

El tamaño, forma, contenido en zumo y características organolépticas del fruto son similares a los de clementina Fina, pero la plena coloración del fruto la alcanza unos dos meses después. Sin semillas.

Es productiva aunque con ligera tendencia a la vecería. Debe cultivarse en zonas de recolección tardía y con escaso riesgo de heladas, ya que no resulta comercialmente interesante ofertar esta variedad antes de mediados de febrero. No es conveniente demorar su recolección más de lo debido, puesto que se puede producir una ligera pérdida de zumo y de acidez que provoca una disminución de las excelentes condiciones organolépticas.

MARISOL

Se originó por mutación espontánea de clementina Oroval detectada en 1970 en Betxí (Castellón de la Plana).

El árbol es vigoroso, tiene buen desarrollo y presenta cierta espinosidad que desaparece con el tiempo.

El fruto es de buen tamaño y la pulpa tierna y fundente, con elevado contenido en zumo ligeramente acídulo. Sin semillas.

Las características de esta variedad son semejantes a las de la clementina Oroval de la que fundamentalmente se diferencia en que la madurez del fruto tiene lugar unas dos semanas antes.

Debe cultivarse en zonas precoces y que estimulen la acumulación de azúcares en el fruto.

OROVAL

Se originó por mutación espontánea de clementina Fina detectada en 1950 en Quart de les Valls (Valencia).

El árbol es vigoroso, tiene buen desarrollo y presenta cierta espinosidad que desaparece con el tiempo.

El fruto es de buen tamaño y la pulpa tierna y fundente, con elevado contenido en zumo ligeramente acídulo. Sin semillas.

Es una variedad precoz, pudiendo recolectarse unos días antes que la clementina Fina. Los frutos tienen poca capacidad de permanencia en el árbol en buenas condiciones comerciales, ya que pierden rápidamente densidad y presentan una acusada tendencia al bufado.

Es productiva. Debe cultivarse en zonas precoces y que estimulen la acumulación de azúcares en el fruto, con objeto de adelantar su recolección y aumentar su calidad.

TOMATERA

Se originó por mutación espontánea de Clementina Fina en Burriana (Castellón de la Plana).

El árbol tiene buen vigor y desarrollo.

La coloración del fruto es naranja rojiza intensa y el tamaño intermedio entre el de Clementina Fina y clementina de Nules; tiene un buen contenido en zumo y carece de semillas.

Su recolección puede iniciarse unos días antes que la clementina Fina.

Es productiva, aunque el tamaño del fruto debe limitar mucho su cultivo y únicamente puede tener cierto interés en zonas que estimulen su precocidad y desarrollo.

CLEMENTINA ORONULES

Procede de una mutación espontánea en un árbol de Clementina Fina detectada en 1970 en Nules (Castellón).

El árbol tiene buen vigor y tamaño medio, y por ahora presenta problemas de producción que deben tenerse presentes a la hora de plantar esta variedad.

El fruto es pequeño, similar al de Clementina Fina, de color naranja rojizo intenso muy atractivo; la pulpa es tierna, con buen contenido en zumo de agradable sabor.

Es muy precoz, pudiendo recolectarse a partir de finales de septiembre, al mismo tiempo que la Marisol y Arrufatina.

Su cultivo está indicado en zonas de mucha precocidad, en parcelas cuyas características de suelo y clima favorezcan el aumento del tamaño del fruto.